ALFREDO DEFERRARI-UN AMIGO

Por Guadalupe Aballe
10 de febrero de 2004

Carlos Gardel y Alfredo Deferrari, 1912

Fue uno de los amigos más apreciados por Carlos Gardel, fallecido veinte días antes que el inmortal Zorzal Criollo.

Hijo de Juan Deferrari y María Spinetto, ambos italianos y perteneciente la madre a la familia del mercado homónimo, creció en el seno de una familia numerosa, en una gran casa junto a tíos y primos. Desde muy joven cultivó la amistad con Carlos Gardel, siendo Alfredo habitué del popular Café de los Angelitos, y era usual ver allí a Gardel con José Razzano, Alfredo, Ernesto Laurent y Armando Deferrari, uno de los hermanos de Alfredo.
Con anterioridad a 1915, Alfredo inició una relación sentimental con una joven, cuyo fruto sería una hija, llamada Esther, a quien Alfredo llevó a vivir a su casa, quería mucho a su hija y por ella estaba dispuesto a todo, a darle lo mejor.

La familia tenía una cantera en Olavarría (su hermano Armando era el adiministrador), y Alfredo trabajaba en el Banco Nación. 

Su amistad con Carlos Gardel se iba afianzando con el tiempo, tanto es así, que Alfredo y Ernesto Laurent ayudaron a la Sra Cristina de Razzano a comprar casa mientras el dúo se encontraba de gira en Europa.

Es conocido por todos los gardelianos que la amistad de Gardel con Armando Defino y la confianza que el cantor depositó en él originó inconvenientes con el círculo de amistades comunes con Razzano. Alfredo Deferrari no fue una excepción.

Cuando en noviembre de 1934 fallece Ricardo Deferrari a raíz de una operación de garganta, Defino le comenta a Carlos la frialdad que percibió del entorno:
...algunos hicieron como que no me vieron, otros insinuaron algún saludo forzado”.

En 1935, casado recientemente con Elcira Josefina Tosca Conte, una amiga de su hija, (con Elcira sería padre de otra niña: Perla), Alfredo enferma gravemente: sarcoma de pulmón. Armando Defino lo visita y a raíz de la carta que le envía a Carlos, deducimos que Alfredo no se había mostrado amistoso hacia él en esos últimos tiempos. Nos dice Defino:
Estuve a saludar a Alfredo. Ni siquiera adivina su mal, pero hay en él algo que se ha dulcificado. Demuestra cariño para ti y para mí, desconocido o no manifestado antes. Estuve cerca de dos horas a su lado y como se le impide hablar hacía que le hablara de ti, de tus éxitos, de tu futuro...” Con estas palabras deducimos que Alfredo se había mostrado frío hacia Defino anteriormente y que ahora se había “dulcificado”. Esto lo había escrito Defino el 21 de mayo. Alfredo falleció el 4 de junio, a las 16 horas, en su casa de Victoria (hoy Hipólito Irigoyen) 2076, a los cuarenta y seis años de edad. La muerte de Alfredo entristeció profundamente a Carlos Gardel, quien escribió a Defino el día 20 de junio:
Me afectó extraordinariamente la noticia de la muerte del pobre Alfredo Deferrari, a quien yo le hubiera dado cien años de vida por su excelente condición. Ya mandé el pésame a la familia y te ruego que vos también expreses a esa pobre gente todo mi pesar. Cuando el pobre había encontrado la felicidad en su hogar recién construido ocurre esta injusta desgracia...Que Dios le ampare...
Cuatro días después de escribir estas líneas y a tan solo veinte días de la muerte de su amigo, Carlos Gardel partía desde Medellín a la eternidad.

Los restos de Alfredo Deferrari descansan en el Cementerio de la Recoleta, en la bóveda familiar que se halla cerca de la entrada, próxima al monumento de Valentín Alsina.

Los que están de pie, de izquierda a derecha son Ernesto Laurent, Armando Deferrari y Alfredo Deferrari. Sentados, Gardel y Razzano.


Agradezco a la Sra Chichita Razzano, Vanesa Montacuto y Enrique Espina Rawson la colaboración prestada para desarrollar esta nota.


Volver a la pagina principal de Guadalupe Aballe
 


Search our Gardel Site
Buscador de Gardel Web

Para escribirnos, favor oprimir aquí.
 

Gardel Web - Home of Carlos Gardel - The King of Tango

Last update: February 10, 2004

Copyright © MMIV Jack Lupic // Todos derechos reservados

NINGUNA PARTE DE ESTE SITIO (IMÁGENES Y CONTENIDO)
NO PUEDE SER UTILISADA (COPIADA, RETRANSMITIDA, ETC.)
SIN EL PREVIO PERMISO DEL AUTOR.